Blogger Widgets Mírame ahora

Restauracion de muñecos muñecas de plastico vinilo


NOS TOMAMOS UN DESCANSO

Pero puedes seguir escribiendo a nuestro correo electrónico y también publicar en nuestro apartado NOSTALGIA

Antes-Después: Nancy rubia de principios de los años 70


Como casi todas las niñas españolas de mi generación, yo también tuve una Nancy. Y de las primeras, con el vestido Presentación azul, el abrigo de visón blanco y el vestido De mañana en rosa. Era pelirroja y de ojos azules y aunque no me separaba de ella, la verdad es que su carita no me gustaba mucho. Tuve bastantes más vestidos y ojeaba los catálogos continuamente, y descubrí algunas Nancys posteriores que me gustaban más que la mía. Por eso quizá la dejé en casa de mis padres cuando me fui a vivir por mi cuenta y nunca tenía espacio suficiente en mi propia casa para los juguetes de la infancia. Un día mi madre nos dijo que había regalado nuestros muñecos y aunque protestamos la verdad es que no les echamos de menos. Supongo que en ese momento teníamos otras preocupaciones.

Pero años después, recuperar los juguetes de cuando éramos pequeños se convirtió en una prioridad y por supuesto Nancy era la primera de la lista. Pero ¡qué sorpresa cuando me enteré del precio que tenían!. Y yo dejé que regalasen dos, nada menos. La que he descrito y una articulada rubia vestida de Cenicienta. Así que aunque traté de no pagar demasiado, no pude resistirme a esta rubia de ojos miel con la carita que de verdad me gustaba.

Calculo que será del año 73 por sus piernas gorditas y su brazo superduro. Siempre fue preciosa, la verdad, pero necesitaba algún arreglo. El problema es que yo no me atrevía a tocarla no fuese a estropearla. Por eso, he necesitado “practicar” antes con otras muñecas (bastantes sinceramente) y ya, por fin la tocó el turno. Como siempre digo, comparar dos fotos tomadas con distinta luz, y más en este caso cuando una tiene flash y la otra no, es poco ilustrativo. Pero no he podido resistirme a publicarla en el blog. Y creo que viéndola es más que comprensible.