Restauracion de muñecos muñecas de plastico vinilo

Nostalgia: Baby Feber, de Feber por Mercedes

Hola Mía. Me encanta tu nombre y tu trabajo.

Quería contarte la historia de mi Baby Feber, del que no tengo foto porque ya no lo tengo:

Soy del año 93, pero mi prima mayor, que era de los 80 tenía varios Baby Feber (recuerdo un moreno de cuerpo de plástico y el pelirrojo de cuerpo blandito). Yo no me acuerdo porque era muy pequeña pero el caso es que cuando me lo enseñó me gustó tanto que mis padres decidieron incluir uno en mi carta a los Reyes.
Sí que recuerdo la mañana de Reyes (y sólo tenia 3 años). Tenia un Baby Feber pelirrojo de cuerpo blandito, con un mechón con lazo, porque era una niña. Yo quería niño, como el de mi prima, y le quité el lacito.

Se llamaba Baby, pero pronto mi madre empezó a llamarle Paquirrín (la verdad es que tenia un parecido razonable al hijo de La Pantoja cuando era bebé, más que nada por el peinado)
Cuando mi prima se hizo mayor me regaló todos los accesorios: mochila, cuna, ropa (el pantalón de peto con la camisa de frutas y gorra), pero el regalo estrella fue... su propio Baby Feber!!

Había diferencias entre el que me regaló mi prima y el que me trajeron los Reyes.
El de mi prima: tenia el pelo mas naranja y con mas volumen, tenia los labios casi amarillos.
El mio: tenia el pelo pelirrojo pero mas oscuro, los labios de color normal, muy parecido al que has restaurado recientemente (ver restauración).

Entonces decidí que fuera niña, sería melliza del que ya tenía y se llamaría Feber. Así que ya tenía a mi Baby y a Feber (yo pensaba que los nombres que venían en las cajas eran los del muñeco, luego todos mis Nenucos se llamaron Nenuco).
Yo tenía predilección por el mío, me parecía más guapo, así que cuando me creía que era mayor llevé a Feber a la casa del campo y lamentablemente poco después sufrió mutilaciones, sospecho que por parte de la hija del casero... y nunca mas le vi.

Como seguía conservando a Baby, y ya pensaba que era demasiado mayor para jugar con muñecos, aunque triste, estaba conforme. Hasta que un día mis hermanos mayores dieron un grito de sorpresa seguido de risas nerviosas... cuando entré en su cuarto me entregaron a Baby EN DOS PIEZAS. El cuerpo era de trapo, no sé que bestialidad le hicieron para que acabara así, supongo que la tela estaría vieja. Lloré. Mucho. El relleno se le salía por todas partes, y lo guardé en un cajón con la finalidad de arreglarlo cosiendo como una cirujana... pero mi madre interceptó el cadáver y lo tiró sin consultar (y no castigó a mis hermanos!).
Y esta es la traumática historia de mis mellizos pelirrojos, que fueron mi juguete predilecto durante muchos años.
¿Por qué había esas diferencias entre el Baby Feber de mi prima y el mío?
Creo que será porque aunque parecen el mismo modelo son de distintos años, al mío nunca se le pusieron los labios amarillos (¿o es que ya venían con los labios así?)

¿Como encontraron los Reyes Magos en el año 1996 a un Baby Feber?
No se si hasta la fecha seguían haciendo Baby Feber, el caso es que yo era la única niña de mis amigas, del patio y del colegio que tenia uno.

Fotos: www.todocoleccion.com

2 comentarios:

  1. Ante todo quiero agradecer a Mercedes que haya compartido su historia en nuestro blog y la casualidad de que se acordase de su Baby Feber y lo buscase en Internet justo cuando publicamos la restauración de este pelirrojo tan popular en los 80. Baby Feber se comercializa a finales de los 80 y sigue apareciendo en el catálogo Feber de 1995. Hubo niños y niñas y también distintos modelos- de cuerpo blando, de vinilo sexado y articulado- y distintos tamaños así como otros muñecos con un característico estilo Feber que a veces se nombran como Baby Feber cuando en realidad tienen otros nombres (Baby Chus, Hipo, Ñam...). Los labios amarillos se dan en algunos modelos y son sustituidos por otras tonalidades más naturales aunque siempre en la gama de colores anaranjados. Es un muñeco con muchísimos complementos, ropa y mobiliario, con unos diseños y colores muy llamativos como era de esperar en esa época. Era tan, tan moderno y transgresor que hasta la diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada hizo una colección exclusiva solo para él.

    ResponderEliminar
  2. MI HIJA VIVIÓ TODA LA EPOCA DEL BABY FEBER QUE POR CIERTO ERA UN MUÑECO DE CALIDAD PERO CON PRECIO ELEVADO, CIERTO QUE HUBO OTRO BABY FEBER MAS ECONOMICO CON EL CUERPO BLANCO PERO CON EL MISMO MOLDE 'OTRO FABRICANTE HIZO BABY YIRO' DE MUCHO MAS INFERIOR CALIDAD, PEOR PINTURA DE LOS LABIOS...PRECISAMENTE YO VENDÍ UNO, ES ESTE: http://www.todocoleccion.net/munecas-espanolas-modernas/baby-yiro~x14289181
    BESOS DE MIREN

    ResponderEliminar