Restauracion de muñecos muñecas de plastico vinilo

Curiosidades: La mirada de Daniel de Novo Gama, años 60

 Al iniciar una restauración, todo son dudas. Aunque ya se hayan reparado muñecos de la misma época o marca, incluso del mismo modelo, cada caso es distinto dependiendo de las condiciones de luz, humedad, temperatura... a las que hayan estado expuestos. Una de las partes más delicadas sin duda son los ojos: pérdida de pestañas, iris opacos, ojos que no se abren o no se cierran, son los problemas más habituales. Y para solucionarlos no hay otro remedio que desmontarlos con el riesgo que eso conlleva, pues no es infrecuente que se rompan o se raje el vinilo de la carita. Llama la atención no obstante que determinadas marcas presenten muy pocos desperfectos. Este es el caso de los muñecos de Gama y Novo Gama, fabricados desde finales de los 50 hasta mediados de los 60. Los preciosos ojos margarita les dan expresión y hasta vida. Pero desde el punto de vista de la restauración llama la atención la resistencia que los materiales y pegamentos utilizados presentan al paso del tiempo. También la perfección del contrapeso de plomo que permite que los ojos se muevan equilibradamente, manteniéndose igual que cuando eran nuevos. Estos muñecos tienen no obstante, otros inconvenientes, como el oscurecimiento del vinilo, problema también de nuestro Daniel, el bebé más pícaro de Novo Gama, y para el que aún estamos buscando una solución. Esa es la razón de que no tengamos un Antes y un Después para él, y quizá no lo consigamos nunca. A pesar de ello, hemos creído que merecía su propia entrada en nuestro blog. Su cautivadora mirada lo merece.




4 comentarios:

  1. Hola: menudo trabajo tan minucioso haces en los procesos de restauración. Me encantaría tener esa habilidad. La verdad es que trabajas con joyas… Qué original las fotos de los ojos… Seguimos en contacto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta. Lo pasamos muy mal cuando por mucho tiempo y trabajo que le dediquemos al muñeco el resultado no es el esperado. Sin embargo, si nos detenemos en el proceso y los pasos intermedios, es cuando verdaderamente nos damos cuenta de lo gratificante que puede llegar a ser la restauración. También nos permite conocer el ingenio y maestria de los jugueteros de antes y probablemente el verdadero sentido del apartado Curiosidades sea agradecer el trabajo que hicieron aquellos profesionales.

      Eliminar
  2. Hola! Me ha encantado ver a este muñeco ya que tengo uno como él, que antes era de mi madre. No sabía ni la marca, ni modelo ni nada y saber que se llamaba Daniel me ha llamado la atención (para mi madre es Raúl) Me llama mucho la atención que después 42 años que tiene el mio siga casi nuevo, excepto un ojo que se cierra a la mitad y se gira. Espero que algún día haya un Antes y Después de este muñeco tan precioso.

    ResponderEliminar
  3. Hola Reme. Si quieres envía las fotos de tu muñeco a mia.maravillosainfancia@gmail.com. Seguramente el problema del ojo tiene solución. En cualquier caso, gracias por tu comentario y por seguir este blog.

    ResponderEliminar